El derecho al olvido, la mejor herramienta para recordar

remember

Por Javier Villegas Flores

Como ya es bien sabido, el pasado 13 de mayo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconoció el Derecho al olvido o Derecho de cancelación de datos personales ante buscadores de Internet, mediante el cual los ciudadanos pueden dirigirse directamente aGoogle u otros buscadores para pedir que se eliminen determinados enlaces, dado que son responsables del tratamiento de los datos personales que ofrecen en sus resultados. Así,Mario Costeja González, representado porAbanlex y el letrado compañero Joaquín Muñoz, ganó la batalla al todopoderoso gigante de Mountain View, amparando también así la tesis defendida por laAgencia Española de Protección de Datos.

El TJUE exige al intermediario (Google) que desindexe (elimine de los resultados de sus búsquedas) el contenido en cuestión, sin que la fuente original de la información tenga que borrarlo. Se trata, a la postre, de ocultar o dificultar el acceso, para salvaguardar el derecho a la protección de datos personales.

Como consecuencia de la citada sentencia, Google articuló una herramienta para atender las peticiones de “Derecho al olvido”, debiendo ponderar en cada caso la procedencia o no de su ejercicio de acuerdo a los criterio señalados por el Tribunal.

Una de estas peticiones afectó a una noticia publicada por el diario El Mundo en el año 2008, según relata la misma cabecera. Pues bien, El Mundo ha publicado un artículo haciéndose eco de la desindexación de Google de dicha noticia como consecuencia del ejercicio del “Derecho al olvido” por parte de los afectadosCON LO QUE HA DEVUELTO AL PRIMER PLANO DE LA ACTUALIDAD LA NOTICIA QUEPRECISAMENTE LOS AFECTADOS QUERÍAN ENTERRAR Y OCULTAR PARA SIEMPRE. Sin citarlos directamente, pero dando todas las pautas y pistas, una sencilla búsqueda de acuerdo a las mismas en el pretendido “censor” buscador, nos muestra como este ejercicio del derecho al olvido ha devuelto a la primera plana de la actualidad aquella noticia que sus “inocentes” protagonistas querían olvidar.

Google_jvf

Búsqueda de Google 4-7-2014

Si todos los medios optaran por llevar a cabo esta medida, el derecho al olvido se convertiría, paradójicamente, en la HERRAMIENTA MÁS PERFECTA PARA RECORDAR.