byod_mexico

Por Joel Gómez Treviño

BYOD es el acrónimo en inglés del término “trae tu propio dispositivo” (Bring Your Own Device), una tendencia mundial que llegó para quedarse, tal como las redes sociales y el cómputo en la nube. BYOD es una política de negocio que permite a los empleados traer dispositivos móviles propios (como teléfonos inteligentes, tablets e inclusive laptops) al trabajo y usar dichos aparatos para acceder recursos privilegiados de la empresa, tales como correos electrónicos, archivos en servidores y bases de datos -tradicionalmente almacenados en redes privadas virtuales (VPN’s)-, así como aplicaciones (software) y demás datos de la organización.

¿Qué beneficios trae el implementar una política BYOD en mi empresa/organización?

Transfieres los costos del hardware (equipos), voz, servicios de datos y otros gastos asociados a los empleados (incluyendo tal vez no solo los costos de adquisición, sino del mantenimiento y actualización). Esta transferencia de costos puede ser total o parcial (subsidiar parte del costo del equipo y/o servicios de datos). De una manera o de otra, representa un ahorro importante para la empresa.

Este cambio de paradigma brinda una satisfacción a los empleados, ya que tendrán la opción de traer al trabajo sus propios equipos (que en la mayoría de los casos ya usan o tienen). Si invirtieron en dichos equipos es porque les gustan (quien usa algo que le gusta trabaja mejor), y naturalmente cuidarán más un equipo propio que uno ajeno. En muchos casos, los empleados tienen mejores laptops, teléfonos y tabletas que aquellos que les proporcionaría la empresa, lo cual implica que la empresa estaría beneficiada con el rendimiento, características y bajo costo de mantenimiento de equipos de última generación. Además, los empleados suelen cambiar/actualizar su teléfono y laptop en ciclos mucho más breves (una vez cada 12 o 18 meses) a los que suelen tener las empresas (3 a 4 años).

¿Cuáles son los riesgos o desventajas de implementar una política BYOD?

Como probablemente se lo imagina, el riesgo principal radica en el manejo, flujo, confidencialidad y seguridad de la información. Si existe una política BYOD en su organización, el empleado tendrá acceso, almacenará y usará información valiosa de la empresa en sus propios dispositivos. Como lo he comentado en columnas anteriores, existen numerosas leyes y regulaciones -en México y el mundo- que obligan a brindar confidencialidad y seguridad de la información y a proteger datos personales.

También existe el riesgo de que el empleado pueda instalar en sus equipos programas de dudosa procedencia o realice descargas ilegales, lo cual representa un riesgo importante, tanto en el plano legal y como en el de seguridad informática. En el mejor de los casos, los equipos personales pueden traer un cúmulo de aplicaciones distractoras para el trabajo (música, videojuegos, chats, redes sociales, etc.)

Algunos empleados traerán computadoras con Windows, otras con OS X, y algunos intrépidos usarán Linux u otros sistemas operativos de código abierto como Ubuntu o ReactOS. También habrá quienes prefieran software libre como Open Office o aplicaciones en la nube como Google Docs. Tratándose de smartphones y tablets los reyes son iOS y Android, pero Windows tiene ya sólidas estrategias para recuperar terreno en este mercado. ¿Se imagina lidiar con el reto multi-plataforma?

Sin duda, existirán empleados que no puedan (o no quieran) darse el lujo de comprarse un equipo de última generación para usarlo con fines laborales. Entonces la empresa no solo enfrentará un reto multi-plataforma, sino también una amplia gama de equipos con diferentes capacidades y características. Hacer que equipos, sistemas operativos y aplicaciones tan diferentes funcionen entre sí puede ser complicado y costoso.

Aunque los riesgos parecen mayores en número y más alarmantes que las ventajas, no desestime el evaluar la implementación de “BYOD” en su empresa u organización. Los beneficios (ahorros, tecnología de punta y ambiente laboral) pueden ser suficientes para enfrentar los riesgos inherentes de esta plataforma. A fin de cuentas, todo cambio en el entorno laboral y de tecnologías de información debe de ir de la mano con una adecuada instrumentación de políticas internas claras que mitiguen los riesgos y controlen el acceso a los recursos de la empresa.

Categoría
Ideas
Últimas colaboraciones …