Formación e-learning y protección de datos, un cambio de paradigma

e_leraning

Por Violeta Guerra Ramos

El gran problema de la educación siempre ha sido, la búsqueda de nuevas herramientas pedagógicas, que motivaran la formación del  alumnado. Comenzando, desde los métodos pedagógicos tradicionales, usando el autoritarismo, la repetición y la evaluación final; pasando por los métodos conductistas, con el control conductual y la compensación; los métodos  románticos, con la liberta del alumno/a y la no evaluación;  los métodos cognitivos, con el aprendizaje significativo y la evaluación cualitativa; y por último los métodos sociales, basados en la evaluación grupal y la relación horizontal.

Pero debemos admitir que ninguno de estos métodos, ayudó a resolver esta cuestión.  Actualmente, seguimos con esta  búsqueda, pero existe una gran diferencia gracias a los nuevos avances tecnológicos de la Sociedad de la Información y la Comunicación. Que tiene como objetivo, buscar el uso de las Nuevas Tecnologías (Tic’s) como herramientas pedagógicas, dentro del campo educativo. Está revolución, ha  abarcado desde el uso de ordenadores dentro del aula hasta la formación a distancia. (b-learning)

Estos nuevos paradigmas que se plantean,  han beneficiado la formación de la población, sin la necesidad de su presencia física. Buscando ante todo, una formación que dure toda la vida (Life Long Learning), adaptada al ritmo de la sociedad globalizada.

Esta formación, es conocida como E-Learning, principalmente por ser una educación semipresencial o no presencial, que permite al estudiante adquirir unos conocimientos de forma independiente y flexible, gestionando su propio tiempo de aprendizaje, con ayuda de tutores.

Otra definición más precisa, sería la elaborada por el Doctor Germán Ruipérez, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), y el Presidente de la Agencia Española para el Desarrollo e Investigación de la Sociedad del Información (AEDISI):

 “Enseñanza a distancia caracterizada por una separación física entre profesorado y alumnado sin excluir encuentros físicos puntuales, entre los que predomina una comunicación de doble vía asíncrona donde se usa preferentemente Internet como medio de comunicación y de distribución del conocimiento, de tal manera que el alumno es el centro de una formación independiente y flexible, al tener que gestionar su propio aprendizaje, generalmente de ayuda de tutores externos. (German Ruipérez, 2003 citado por E-learning, s.f)”

Por todo ello, hoy en día este tipo de modalidad educativa es muy demanda dentro de la formación para adultos. Así, lo demuestran los datos con el aumento de la oferta educativa (Licenciaturas, Diplomaturas, Masters, Post-Grados y Doctorados), en la mayoría de las Universidad de todo el mundo.

Este giro pedagógico, ha aportado muchas ventajas, pero debemos tener en cuenta que aún existen  muchas desventajas, que irán desapareciendo con el paso del tiempo. Algunas de las más significativas, son: La implicación de más tiempo por parte del profesorado y del alumnado, El logro de la alfabetización digital, La mayor formación del docente, La mejorar de la calidad educativa, La luchar con la resistencia al cambio de método,…..

Como podemos observar esta nueva herramienta, ha contribuido mucho en la mejora educativa, pero ahora toca ver sí sus resultados son realmente positivos, con el paso del tiempo.  Ya que debemos considerar que existen algunas variables críticas que pueden afectar en la calidad de la educación E-learning.

Estas variables son: Los contenidos educativos, El papel del profesor, El papel del alumno/a, Aspectos organizativos, Modelos de Evaluación, Herramientas de Comunicación, Estrategias Didácticas, Comunidades virtuales y E-Actividades.

Por mi experiencia como docente y pedagoga, he querido resaltar dos variables que considero importantes: El papel del alumnado y La protección de los datos educativos.

Papel del alumnado:

Su papel ha cambiado totalmente, pasando desde una pasividad educativa, a ser mucho más activo e implicado en su propia educación. Desarrollando una serie de destrezas que son esenciales dentro de la educación e-learning, como son: conocer cuándo hay una necesidad de información, identificar esta necesidad, saber trabajar con diferentes fuentes y sistemas simbólicos, dominar la sobrecarga de información, evaluarla y discriminar su calidad, organizarla, tener habilidad para la exposición de pensamientos, ser eficaz en el uso de la información para dirigir el problema, y saber comunicar la información encontrada a otros.

Protección de datos:

Dentro de este punto, debemos considerar que la formación e-learningse imparte en un medio digital, donde toda la información puede ser manipulable.Por lo que, es necesario que exista un control de la calidad de los datos.

Este control, debe implicar a toda la comunidad educativa que se encargue de la formación. Empezando desde el propio profesor que entrega los contenidos digitales por distintas Plataformas (Moodle)o Redes Sociales (Google +), pasando por los contenidos que elaboran los alumnos/as en cada uno de sus e-actividades, hasta la evaluación final.

Este proceso no es un juego, ya que hay implícito una serie de responsabilidades y de deberes por ambas partes, que pueden beneficiar o dificultar el proceso educativo.

Por último destacar, que debido a la importancia de las Nuevas Tecnologías (TIC’s) en la Sociedad de la Información y el Conocimiento, ha proliferado el nacimiento de Tele-Observatorios u Observatorios Virtuales, que intentan reflexionar y debatir diversos enfoques de la cibersociedad. Un claro ejemplo, lo tenemos en este portal.

Fuente de la imagen: ETCETER beta.

Artículos relacionados