redesPor Marcos Gutiérrez Martínez

Si bien, facebook y twitter no son las únicas redes sociales, sí son las más comunes para el grueso de la población; así, ya en el año de 2011 se cuantificó que el 94% de los usuarios de redes sociales tenían una cuenta en la primera y el 45% en la segunda.[1]

Estas redes no respetan edad, sexo, religión, nivel académico ni condición social; su crecimiento y uso las ha infiltrado en cualquier campo y área de nuestra vida real; incluso en los aspectos más privados de las personas. No obstante, lo cierto es que pocos se toman el tiempo para investigar y meditar con relación al alcance de lo que publican en ellas; y así tener un adecuado control en su manejo.

Cada vez es más común conocer de casos en los que por ejemplo: cierto empleado fue despedido de su trabajo por publicar en su muro la foto en que mostraba la manera en qué le hacía para dormir durante su jornada laboral; o bien, el divorcio que se sustenta en las publicaciones y fotografías ahí contenidas; el secuestro de personas con base en las fotos de sus múltiples viajes y los bienes que tienen; o el de la chica que gracias a sus “atrevidas” imágenes fue enganchada para un supuesto trabajo de modelaje y respecto de la cual jamás se volvió a saber.

En contra partida, hay estudios en los que se asegura que los usuarios de redes sociales llegan a ser más productivos en sus empleos, ya que les proporciona la habilidad de manejar, controlar y decidir sobre diversidad de información; además, se han abierto nuevas áreas de negocios como el marketing electrónico y las ventas directas; muchos, han encontrado un mejor empleo gracias a las redes sociales; o bien, oportunidades de desarrollo profesional al tener la posibilidad de interactuar (a distancia) con otra gente de su misma carrera o incluso con preparación superior.

Lo anterior me hace recordar una de mis clases en la universidad, en la cual un profesor de derecho penal nos refirió que un martillo era una excelente herramienta para el maestro carpintero; pero al mismo tiempo, una muy buena arma para privarle de la vida a otro. La finalidad depende del usuario.

Así, sostengo que facebook y twitter son excelentes herramientas pero al mismo tiempo pueden ser excelentes armas de maldad. Por ende, sugiero algunos aspectos:

  • Obtenga información seria respecto de la funcionalidad y propósito de las redes sociales;
  • Revise sus configuraciones; para tener la certeza de qué y quiénes verán lo que escribe;
  • Revise quienes son sus amigos virtuales; tenga presente quiénes son valiosos y quienes ociosos, elija eliminar a éstos;
  • Defina el propósito de ser usuario de una red social; por ejemplo, puede crear una familiar, y otra laboral; limitando así sus enlaces y los comentarios que vierta en cada una de ellas;
  • El tener muchos amigos virtuales o mayor número de seguidores no le ayudará a su autoestima; lo puede hacer más vulnerable si no define lo que pretende con ello;
  • No acepte invitaciones de amistades desconocidas recuerde que es común la suplantación de identidades;
  • Tenga presente que al aceptar algunas aplicaciones dentro de estas redes podemos estar dando nuestro consentimiento para el manejo de nuestra información personal;
  • Es bueno no publicar su ubicación, números telefónicos ni los lugares a los que se irá a vacacionar; y
  • Es recomendable respetar el derecho a la privacidad de los otros, respecto de no anunciar que está con ellos; pues así podría evitar que alguien dañe a sus amigos.

Recuerde: la privacidad no es algo que se deje en casa; se lleva consigo, es un derecho y parte de la dignidad del hombre, no la desgaste ni la ponga en riesgo.

[1] Fuente: http://www.unocero.com

Imagen: elestado.com.mx

Categoría
Ideas

 

En web del Observatorio Iberoamericano de Protección de datos utilizamos cookies de terceros que almacenan archivos pequeños en su dispositivo. Las cookies se utilizan normalmente para permitir que el sitio funcione correctamente (cookies técnicas), para generar informes de uso de navegación (cookies de estadísticas) y para publicitar adecuadamente servicios y productos (cookies de creación de perfiles). En nuestro caso podemos utilizar cookies técnicas y estadísticas. Te recordamos que puedes elegir si deseas habilitar o no las cookies estadísticas.

  Cookie policy