El morbo pone a usuarios de Facebook en riesgo

El morbo pone a usuarios de Facebook en riesgo

videos

Por Joel Gómez Treviño

La semana pasada hubo una expansión viral de videos en Facebook. Estos videos aparecían en los muros de tus amigos y contactos y tenían imágenes y textos muy tentadores. Las imágenes miniatura que representaban los videos usualmente tenían a mujeres atractivas o con poca ropa. Los textos invitaban a ver el video: “si crees que lo haz (sic) visto todo en esta vida, pues creo que estas equivocado(a) mira el siguiente video”, “En el siguiente video veremos algo realmente increíble y es que la novia descubre a su novio con otra y toma una”, “En el siguiente video veremos algo muy gracioso, muy cómico”, “Así se arruina una vida para siempre”, etc.

Al hacer clic en el enlace del muro de tu amigo o contacto, Facebook te mandaba a una aplicación la cual tenías que aceptar para ver los videos. Estos videos dirigían a dos sitios web: videoosdelocura.com y viralizadosenlaweb.com, el primero está registrado a nombre de Didier Pedroza con domicilio aparente en Colombia, el segundo está registrado a nombre de Santiago Vargas, con domicilio en Córdoba, Argentina.

Al hacer clic en aceptar, dos cosas sucedían en automático: te mandaban a un sitio web ajeno a Facebook en donde supuestamente verías los videos y se publicaba en tu muro de Facebook (sin tu saberlo) un anuncio igual al que tu habías hecho clic (invitando a más lectores a ver los “videos”).

A mí me pareció bastante sospechoso porque empecé a ver estos anuncios publicados en muros de muy diversos amigos (algunos de ellos abogados e ingenieros expertos en temas informáticos) en donde el comentario de mis conocidos se repetía de manera idéntica: “qué reprobable que haya sucedido esto”, “increíble lo que pasa en este video”, etc. Es imposible que todos publiquen exactamente el mismo comentario. De ahí me puse a investigar en Google y, en efecto, el fenómeno estaba esparcido por todo Facebook en unos cuantos días.

Estas acciones pusieron en peligro a tal vez miles de usuarios de Facebook. En primera porque al aceptar la aplicación estabas consintiendo -sin saberlo- que ésta publicara cualquier cosa en tu muro (vulneración a tu privacidad) y en segunda porque es muy probable que la página hacia donde te dirigían estos enlaces tuviera virus, malware u otro tipo de código que puede afectar tu privacidad o la seguridad de tu computadora e información contenida en ella. Esto se debe principalmente al morbo que movió a miles de usuarios a hacer clic en los enlaces de dudosa reputación, y a que estamos acostumbrados a hacer clic en el botón “aceptar” de cualquier cosa, con tal de acceder a servicios o contenidos gratuitos, sin leer lo que esa aplicación puede hacer en nuestras cuentas de Facebook o Twitter, entre otras redes sociales.

Caso parecido son las peticiones de hacer clic en “Me Gusta” a fotos en donde aparecen niños con deformidades o supuestas enfermedades graves. “¡Por cada Me Gusta la Fundación “Te veo la cara pobre crédulo, A.C.” donará un dólar para curar/operar a este pobre niño!” Es tan fácil falsear el número de “me gusta” que ninguna fundación ni organización seria optaría por ese método para hacer una donación.

Conclusión querido lector, piensa bien antes de hacer clic en un “enlace tentador” o en “me gusta”, no dejes que tu corazón o tu morbo tomen decisiones que te puedan poner en riesgo o ayuden a otros a hacer dinero fácil mediante engaños.